BAC 117

Bacillus subtilis cepa 117 es una bacteria capaz de controlar diversos hongos fitopatógenos presentes en suelo y hojas causando daño económico en diferentes cultivos agrícolas. Este microorganismo tiene la capacidad de ejercer un efecto promotor de crecimiento sobre las plantas, además del control biológico por medio de mecanismos de acción que incluyen la producción de fitohormonas, la solubilización de fosfatos, la fijación de nitrógeno. Estas bacterias tienen la capacidad de colonizar la rizosfera y el interior de la planta, así como desarrollar su acción beneficiosa hacia el crecimiento y la salud de esta. Además, la característica de formación de endospora que le ofrece resistencia a los cambios ambientales.

Ficha Técnica de producto

Todos nuestros productos son Quelatados y contienen Coadyuvantes.

Presentación

Frasco 1L, Galón 5L, Bidón 20L, Cilindro 200L

    Realiza tu pedido

    Categoría:

    MODO DE ACCIÓN

    Él producto biológico ha demostrado su eficacia cuando es aplicado en una variedad de cultivos, incluyendo palto, maíz, tomate, pimientos, mango, cebolla, algodón, uvas, cítricos, y espárragos.

     Bacillus subtilis cepa 117 es una especie de bacteria que se encuentra ampliamente distribuidas en diversos hábitats, fue aislado de suelos de la costa del Perú de la rizósfera de palto. El microorganismo tiene capacidad antagonista específica sobre Phythopthora cinnamomi y Lasiodiplodia theobromae, que consiste en desplazar al patógeno por colonización, aumentando la población de la bacteria sobre el patógeno por unidad de área, al existir una competencia por espacio y nutrientes por lo que su uso debe ser principalmente preventivo y de amplio espectro. Este tipo de bacterias pueden detener la germinación de las esporas del hongo patógeno, a través de una ruptura en el tubo germinativo en crecimiento e inhibiendo la unión del patógeno a la hoja. Además, produce una serie de compuestos con actividad lítica como quitinasas, hidrolasas y proteasas, que sirven como fungicida degradando la pared celular del hongo, además de su poder bactericida. Se han demostrado diferentes capacidades de Bacillus en asociación a plantas como la producción de fitohormonas como las auxinas, giberelinas y citoquininas, permitiendo la regulación del crecimiento en plantas. Todo el material de fermentación de microbiana de esta cepa ha mostrado actividad contra hongos y bacterias, en bioensayos de laboratorio, así como ensayos de invernadero y de campo. Actualmente se comercializa como biopesticida BAC 117®.

    Basado en las pruebas iniciales in vitro se ha demostrado que al adherirse las esporas de Bacillus subtilis cepa 117 a las hifas de hongos de Phythopthora cinnamomi y Lasyodiplodia theobromae, se pudo controlar los fitopatógenos, al ser aplicado antes de la floración hasta antes de la cosecha adicionalmente ensayos en plantas de palto indicó que el caldo de fermentación BAC 117® es efectivo para evitar y controlar el oidium (Erysiphe necator) y la subsecuente la pudrición acida, producida por hongos y bacteria oportunistas. En pruebas de campo con el caldo fermentativo conteniendo células vegetativas y esporas formuladas, el producto mostró un control aceptable para Cercospora spp, Mildiu (Peronospora destructor) y de Stemphylium vesicarium, en esparrago. Se observó eficacia para Xanthomonas spp, alternaria spp, Rhizoctona spp, Pseudomonas spp, Phytophthora infestans.

    PRESENTACIÓN

    El producto contiene endosporas y células bacterianas, productos naturales de Bacillus subtilis cepa 117 en solución concentrada y está disponible en ≥ 1x109 UFC/mL.

    DOSIS Y MÉTODO DE APLICACIÓN

    Aplicación al suelo: 5 Litros de BAC 117® / hectárea, puede mezclarse con materia orgánica del suelo / abono / compost orgánico bien descompuesta, / cualquier otro soporte orgánico agrícolamente utilizable disponible localmente y se aplican uniformemente alrededor de la rizosfera de cultivos existentes en el campo. El Bac 117® se puede incorporar en el suelo ya sea mecánicamente o por medio de riego tecnificado. Se puede incorporar en el campo como un tratamiento antes de la siembra o en la siembra y la etapa de emergencia, o inmediatamente después del trasplante.

     Aplicaciones foliares: 6 Litros de BAC 117® / hectárea. Los litros de producto y la frecuencia de las aplicaciones también dependen de la intensidad de los hongos fitopatógenos, al ser un producto de acción por contacto debe ser aplicado en las zonas detectadas con infestación crítica, con aplicadores de microgota por nebulazicación y turbulencia alta, esto aumenta el porcentaje de cobertura por unidad de área de aplicación. En el caso de presencia de población de plaga alta, y en cultivos perennes, se recomiendan varias aplicaciones.

    Preparar el agua para la aplicación: Medir la dureza y acidez del agua, si los valores sobrepasan a 150 ppm y pH 7 respectivamente utilizar ablandadores para disminuir la dureza y por consiguiente el pH. a 6.5

    RECOMENDACIONES:

    Evaluar en primer lugar el nivel de infestación de la población de la plaga en el cultivo, antes de la aplicación. La programación de aplicación no debe de coincidir con aplicaciones de fungicidas químicos. Para obtener mejores resultados, la aplicación debe hacerse en horas del día cuando la radiación solar no es muy fuerte o por tarde-noche.

    El éxito de la aplicación y el control de los hongos fitopatógenos depende también de la elección de los equipos de aspersión. Se utilizan equipos (mochilas) convencionales, utilizando boquilla cónica de gotas finas, no debe tener desgaste ni daños en el orificio de la boquilla de tal manera que se obtenga una aplicación uniforme.

    Los equipos deberán ser nuevos o limpios, libres de residuos químicos, los cuales pueden inhibir la viabilidad del producto. Tener especial cuidado en la limpieza del equipo cuando anteriormente se ha utilizado para la aplicación de funguicidas. Al ser un producto de contacto, se debe asegurar que cubra de forma homogénea la planta, sobre todo en las partes donde está la plaga. El mejor momento de aplicación es al inicio de la infestación.

    Realizar una segunda aplicación a los 3 o 5 días después de la primera aplicación, es recomendable realizar de 3 a 4 aplicaciones, determinando los intervalos de aplicación de acuerdo con las evaluaciones, así como a la biología de la plaga a tratar.

    PRECAUCIONES PARA SU USO:

    El producto no es tóxico para los seres humanos, animales o plantas, pero podrían causar alergias a personas muy sensibles.

    Para su preparación y aplicación se deben tener ciertas precauciones:

    • Preparar la solución bajo sombra, nunca a pleno sol.
    • Para las aplicaciones, es recomendable usar mascarilla, guantes, usar sombrero y anteojos para protegerse los ojos.
    • Evitar todo contacto innecesario con el producto, no ingerirlo ni inhalarlo.
    • No fumar o comer durante su manipuleo. Lavarse y cambiar de ropa después del trabajo.
    • Lavarse y cambiar de ropa después del trabajo.

    VENTAJAS:

    Reduce los costos de producción por la no utilización de insecticidas químicos Puede usarse en la agricultura convencional y orgánica.

    Nota: En el caso de presencia de población alta de hongos fitopatógenos en los cultivos, se recomiendan varias aplicaciones o aumentar la dosis según las indicaciones del representante técnico comercial.